martes, 31 de enero de 2017

Concierto de Taylor Swift en Londres

¡¿Ala así, sin preámbulos ni nada?! Ahhh, a base de música y conciertos es como se revive este blog... soy la primera sorprendida, creedme. Hace tres años que dejé de escribir por estos lares y no pensé que volvería. Ahora se lleva más esto de los youtubers, los instagramers y tal, pero mira, me he dado cuenta que necesito escribir por el simple placer de hacerlo, y si alguien quiere leerlo pues bienvenidos seáis. Me había planteado hacer una web nueva, otro blog, pero como sigo siendo una vaga recalcitrante y ya tengo toda esta estructura montada, pues así se queda. Es un bonito salto temporal de 3 AÑAZOS. Además, así rescato del olvido esas perlas que publicaba antaño, madre mía...

Bueno, ¡vamos allá! Voy a revivir esto reseñando un concierto de la señorita Swift, porqué para fangirl yo, que me fui directa a Londres sin pensármelo dos veces. Ya que llevo la vida sin escribir, esta entrada va a ser muy larga, porqué no hay nada que me guste más que reseñar viajes, y si además incluye concierto ya tenemos el pack completo. Venga, a digerir letras, queridos lectores. Os vais haciendo un té, que es muy british y va muy acorde con la entrada de hoy.


Fue el verano del 2015... (que rápido pasa el tiempo T_T). Ahora tenemos a T.S. hasta en la sopa, para muchos sigue siendo la niñata favorita de América, otros la ven cómo la reina en la sombra del panorama musical actual. Pero hasta que no salió 1989 no aparecía tanto. No sé, a mi me gusta y punto, saca de mi ese lado fangirl y adolescente y con la broma he acabado siendo una fan más. No llegué a la gira de Red por pocos días (las entradas volaron, no estaba yo muy puesta) así que me dije que para el próximo World Tour haría lo que fuera para no perdérmelo. Y bueno... casi me quedo a las puertas otra vez. Me dormí en los laureles dos días y casi todas las entradas estaban agotadas (¡¡Dos días!! ¡Que era una gira MUNDIAL en estadios enormes por el amor de Dios!) A lo que Europa se refiere, sólo quedaban 5 entradas en el rincón más recóndito de un estadio de Dublín y entradas sin determinar en Hyde Park, Londres. Supongo que al ser al aire libre el aforo no estaba tan contabilizado. Vistas las alternativas me decidí por Londres: verano, en un parque, al aire libre... sí, casí que mejor que ir a lo alto de un estadio.

El dilema (leve) lo tuve al comprar una o dos entradas. No tenía ningún amigo que supiese que fuera muy fan de Taylor Swift (se debe llevar en la intimidad, porqué después todo quisqui berrea Shake It Off como si no hubiera mañana) y bueno, por norma general no se me caen los anillos por viajar sola, si quiero hacer algo lo hago y punto. Pero los conciertos siempre se disfrutan más en compañía... así que ni corta ni perezosa compré dos entradas, dos vuelos a Londres y le dije a mi mejor amiga que la obligaba a acompañarme, soy un poco drástica con los conciertos xD Londres ya me lo conozco así que le hice un poco de guía a mi amiga y sólo tuvo que aguantarme la tarde del sábado. ¡Y que tarde!

¡Maadre! Que me voy a los Londres a ver a Tay Tay, no quepo en mi de la emosssión
Pero bueno, vayamos a las anécdotas, que eso es lo que mola de los viajes:

-Las entradas, que casi no llegan: Los británicos son muy correctos con todo, y a puntualidad no les gana nadie (los suizos y los japoneses seguramente). Pero bueno, que a mi no me cuadraba que habiendo comprado las entradas en Enero... en Junio, a dos semanas para el concierto, no las tuviera ya en casa (raro, raro, porqué el Royal Mail británico va rapidísmo). Les escribí un par de emails y por gracia divina, al día siguiente casualmente aparecieron por casa. Resulta que las habían mandado a... ¡¿SRI LANKA?! ¿En serio, a Sri Lanka? A ver, entendería que las hubiesen mandado a Barcelona, Venezuela. Pero es que... Sri Lanka... vaya viajecito se llevaron mis entradas, ¡medio mundo! Bueeeno, pude respirar tranquila.

Pobre el cartero de Sri Lanka... seguro que flipó entregando unas entradas para Londres.
-El señor de aduanas: Con la broma era la tercera vez que pisaba Londres ese año. En febrero fui al torneo de quidditch de San Valentín que organiza cada año la Universidad de Oxford, y en abril la Copa Europea también tocó en Oxford. En la cola de aduanas reconocí al señor que tramitó mi entrada las anteriores dos veces, y me hizo gracia repetir. Supongo que al pasar el pasaporte le sale las veces que he salido/entrado del país y eso le ayudó a hacer memoria, ¡el hombre me reconoció! Me dijo, viniste en abril por un deporte, ¿que te trae ahora por aquí?. Sí querido, supongo que un equipo entero de quidditch no pasa desapercibido. (Varios, participamos unos 32 equipos, alguno más tuvo que entrar por Stansted). Y bueno, llevaba el mismo mochilón, y soy de esas españolas entusiastas que se ven a la legua xDD  

Uso correcto de la mejor manta quidditchera 
-La manta del M&M's: Seáis o no amantes del chocolate, no podéis iros de Londres sin pisar la alucinante tienda de M&M's, paraiso del merchandising, cuna del consumismo, mantened alejado del alcance de los niños. Vais a necesitar lo mejor de vuestra fuerza de voluntad para no sucumbir a los encantos de esta tienda, que aunque divertida y monérrima, es cara de narices (bueno, como todo en Londres). Yo recomiendo ir, dejarse maravillar, hacerse muchas fotos chorras y salir sin sacar el monedero. Peeeero... esa vez había una promoción en la que regalaban una manta de Star Wars con cualquier compra, y claro, perdí el oremus. Pero catalana como soy, simplemente compré una libra en M&M's a granel (que me zampé en el vuelo de regreso) y conseguí la manta más xupi guay del mundo mundial. Es el objecto más codiciado en cualquier torneo de quidditch que se precie.

¿Es o no es lo más mejor del mundo?

-A mear, hay que ir con glamour: Cada ciudad tiene su qué... Roma goza de fuentes de agua por doquier y ya puede ser agosto que sigue saliendo fresca; en París puedes tomar un café en una terrazita con una estufa aunque esté nevando y Londres... Londres huele a comida rápida, pero tiene una amplia oferta cultural gratuita (¡interesante!) y además, varios baños públicos. Como buenas caminantes que somos, gozamos de las vistas (y los baños) del Tate (id a la terraza, tendréis una fantástica panorámica del puente del Milenio con la Catedral de St. Patrick al fondo.). Y cómo chica de recursos que soy, le dije a mi amiga que el sábado, antes del concierto, nos fuéramos al Sainsbury, que puedes comprar bebida, sandwich y fruta por 3 pounds y nos lo zampábamos en Hyde Park. Allí donde fueres haz lo que vieres, a los londinenses les encanta comer ensaladas césar sentados en la hierba a la mínima que ven un pequeño atisbo de sol. Así que eso hicimos. Y cómo teníamos que pasar por el baño, nos fuímos a Harrods, que está justo debajo de Hyde Park. Vamos, no hay nada como entrar en el centro comercial más chic de Europa en shorts, converses y cargando bolsas narajas del súper más barato de la esquina. Nos cruzamos todo el prêt-à-porter de alta costura, admiramos lo mejor de Valentino y pudimos mear en unos baños de mármol como las marquesas que somos.

Durante un torneo en Oxford descubrí que se puede subsistir a base de donuts de 70 céntimos del Sainsbury
-Cómo saltarse la cola de la entrada general: Es que soy rubia y además me hago la sueca. ¿Y si además somos dos rubias? ¡Ha! ¡Abrid paso! Bueno a ver, la verdad es que nos colamos así un poco de casualidad, y una vez visto el truco pues sí, nos hicimos las suecas :D Estábamos al sur del parque, y resulta que la entrada de acceso general estaba en Marble Arch, arriba de todo. Pero yendo hacía allí vimos unas vallas abiertas a medio camino y por ahí pasamos...

Estrategia súper secreta

Vamos, que como resultado nos colamos TODA la cola general y fuimos a parar a la parte más delantera que la entrada de la plebe te dejaba estar (la valla que nos separaba de los early entry, VIPS y mandangas monetarias de estas.) Ay... donde han quedado las entradas generales para todo el mundo...

El concierto estuvo más que bien. De hecho, entraba dentro del British Summer Time Festival, así que a parte del conciertazo de Taylor Swift, antes pudimos disfrutar de Rae Morris, Vance Joy (Riptide *_*), John Newman y Ellie Goulding, todo por el módico (ejem...) precio de un concierto de T.S. (las entradas costaban más o menos lo mismo que cualquier otra ciudad del Tour) La verdad es que estuvo de lujo. Hice un video de Ellie Goulding para mi hermana pensando que se oiria de pena... pues que va, se oye de maravilla, lástima que no hiciera ninguno de Tay Tay (bueno, yo iba a fangirlear, no ha hacer videos y fotos).

No estábamos nada mal situadas. Ah, el escenario tenia arbolitos y tal, por el Festival.

1989 World Tour - 27 de Junio Hyde Park, Londres

No detallaré el tracklist entero porqué me llevaría demasiado, pero valió mucho la pena ya sólo por ver un montaje semejante. Nunca he ido a un concierto con un presupuesto millonario (bueno, uno de Coldplay, y gratis! Aquello sí que fue un chollo. Pero no era tan americanada.) así que flipé muchísimo con la escenografia, que si lucecitas, pantallas, bailarines, vestuario... una pasarela GRÚA que subía, giraba y hacía de todo. Vamos, que se nota que Tay Tay tiene dinero para invertir en parafernalia varia (calculad lo que gana en un Tour sólo con entradas, una millonada).

Bueno que fue una xulada, y largo, más de dos horas y media fácilmente. Al entrar nos dieron unas pulseritas de leds cuyo color, ojo al dato, se sincronizaba con la música. El efecto no lo vimos mucho porqué era de día, pero era bastante espectacular también (ver atardecer en Hyde Park tiene su que, por cierto) y bueno, aunque mis expectativas sobre el nivel vocal de esta chica no eran muy altas (siempre diré que es mejor letrista que cantante) me sorprendió a bien. No es la voz del siglo ni mucho menos pero oye, que lo suyo lo canta bien. Y sabe encandilar a la gente la tia, porqué será lo que queráis, pero cuando se pone a hablar sabe lo que dice para que te caiga bien al instante.

¡Hola Tay Tay! Ahí mismo estaba :) 
TRACKLIST:

Welcome to New York
New Romantics
Blank Space
I Knew You Were Trouble
I Wish You Would
How You Get the Girl
I Know Places
All You Had To Do Was Stay
You Are In Love
Clean
Love Story
Style
This Love
Bad Blood
We Are Never Ever Getting Back Together
Enchanted/Wildest Dreams
Out Of The Woods
Shake It Off

Eso es todo 1989 básicamente :) Bueno, falta Wonderland (lástima porqué me gusta mucho). Pero tocó You Are In Love en acústico con el público haciendo los coros, y eso lo perdona todo. A destacar WANEGTB versión rockera (*_*) y el mash up entre Enchanted y Wildest Dreams en piano que fue fantástico también. Ah! Y no nos olvidemos de Style. Durante el tour, Taylor fue invitando a todo un tropel de cantantes y famosos varios a desfilar y cantar alguna cover, a nosotros nos tocó la flor y nata del mundo de la moda: Kendall Jenner, Martha Hunt, Gigi Hadid, Karlie Kloss y Cara Delevigne y ya que coincidia con Wimbledon... Serena Williams, ¡Serena Williams! Emma Watson también estaba por allí dando vueltas, podría haber salido al escenario que total, ya no iba de allí xD Pero wow, que momentazo.

Ni la Paris Fashion Week. 
Resumiendo, que fue un concierto mastodóntico, ya no sólo por el concierto de Taylor Swift sino por toda la tarde en conjunto. Si tuviera que elegir me quedo de lejos con los conciertos en salas pequeñas, son más acogedores y no sé, tienen otro ambiente. Pero hay según qué artistas que desgraciadamente sólo van a grandes estadios... así que toca apechugar. Aún así, tampoco le doy ascos a semejante despliegue, en serio, es para alucinar (y hola, momento fangirl, ¡Era Taylor Swift!). Si sois usuarios de Apple Music podéis ver el concierto entero, sino, podéis haceros una idea de como era viendo el videoclip de New Romantics

Cuando acabó el show, ya de noche, nos fuimos andando al hostal (el metro estaba cerrado de la gente que había). Al día siguiente pasamos la mañana en Camden y de allí ya nos fuimos al aeropuerto.

Este es Caius, ya os lo presentaré
Para hacer fotos del Big Ben, hacedme el favor de cruzar el puente de Westminster, que os saldrán unas panorámicas de miedo y no hay tanta gente.

¿Habéis sobrevivido a tanto texto? ¡Fantástico! Las próximas entradas serán más cortas (no, seguramente no).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada